Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente del Municipio Sucre

Principios Fundamentales de la LOPNA

 

La doctrina de la protección integral debe respetar una series de principios rectores que constituyen sus pilares fundamentales: el niño como sujeto de derechos; el interés superior del niño; la prioridad absoluta; la participación y el rol fundamental de la familia en la garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

 

1.- EL NIÑO COMO SUJETO DE DERECHOS. 

            La doctrina convierte las necesidades de los niños, niñas y adolescentes en derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales, así como garantiza para los adolescentes en conflicto con la ley penal, una justicia que respete los mismos derechos procesales consagrados para los adultos.

 

            En el marco de esta nueva concepción jurídica y social se atribuyen derechos específicos a los niños, niñas y adolescentes, pero no derechos especiales excluyentes. La especificidad implica reforzar los derechos otorgados a los seres humanos de cualquier edad, adecuándolos a los niños, niñas y adolescentes como sujetos en formación.

 

2.- EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO.

            Premisa fundamental de la doctrina de la protección integral es el principio del Interés Superior del Niño, consagrado en el artículo 3 de la convención que dice expresamente:

 

“En todas las medidas concernientes a los niños, que toman las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño”.

 

Este principio es la base para la interpretación y aplicación de la normativa para los niños, niñas y adolescentes, establece líneas de acción de carácter obligatorio para todas las instancias de la sociedad y pone límite a la discrecionalidad de sus actuaciones.

 

3.- PRIORIDAD ABSOLUTA.

            Muy conectado a lo anterior se encuentra este principio que implica atender prioritariamente antes que nada, las necesidades y derechos básicos de los niños.

 

            En el marco del nuevo derecho el niño emerge como prioridad absoluta debido a su valor intrínseco, puesto que es una persona humana en condiciones peculiares de desarrollo, lo cual hace en el un ser humano completo en cada fase de su crecimiento y a su valor prospectivo, porque cada niño es la continuidad de su familia, de su pueblo y de la especie humana.

 

4.- PARTICIPACIÓN.

            La Convención distribuye la responsabilidad de proteger al niño entre tres actores: el estado, la Familia y la Comunidad. Para ser efectivos los derechos que la convención consagra es necesaria la plena participación y control de las personas, de las familias, de las sociedades organizadas y del propio niño, niña y adolescente. Sólo la observancia de este principio hace posible la creación de los mecanismos efectivos de exigibilidad que garantice el cumplimiento de los derechos.

 

            La participación de la sociedad como corresponsable de la protección de la infancia, no sólo impone la adopción de una nueva ética social y de significativos cambios en la estructura institucional del estado sino que, de esa participación depende el éxito del nuevo paradigma.

 

5.- EL ROL FUNDAMENTAL DE LA FAMILIA.

Con la adopción del nuevo paradigma se privilegia la familia como el medio natural y primario donde se garantiza el desarrollo y la protección del niño, niña y adolescente. Los padres son los principales responsables de cuidarlos y educarlos. A tal efecto el estado debe brindar a la familia la ayuda necesaria para poder asumir plenamente sus responsabilidades. Apoyando a la familia se estará apoyando al niño.

 

Este principio obliga al Estado a evitar medidas que separen al niño de su familia, entendida en su sentido más amplio. Ante cualquier circunstancia, se debe tomar en cuenta primero a la familia, luego los parientes más cercanos y sólo en casos excepcionales se aplicaran medidas como colocación en hogares sustitutos de adopción y, en último caso, su colocación en entidades de atención. 

 

Inicio

Definición y Objetivos

Funciones

Principios Fundamentales de la LOPNA

Derechos y Garantias de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Contáctanos